lunes, 15 de agosto de 2011

La Fuente de la discordia

En Abrin, un pintoresco pueblo en el Danubio norte, existe desde el siglo II una fuente que, según Elódroto, fue construida por Glova, aunque Bergman asegura que lo hizo Adriano, pero que tiempo después los tracios macedonios destruyeron −según Elódroto− o los cedanios de los Balcanes, afirma Bergman, y, aunque fue reconstruida por los dárdanos, según Elódroto, o por los megarenses, según Bergman, la fuente sigue engalanando Abrin con sus hermosas piedras llevadas desde una cantera de la región de los getas, según Elódroto y no del venero Escitia en el río Dniéster como sostiene Bergman,
Alrededor de esta preciosa fuente, de carácter religioso, según Elódroto, o símbolo masónico, según Bergman, nació una leyenda, según Elódroto, o un mito, según Bergman, en la que Eptaliz, diosa del amor en Panonia, según Elódroto, o diosa de los conjuros eróticos en los pueblos de las tribus del sur, vecinas de los griegos, según Bergman, se enamoró de Nindi, el cazador de fulgores −según Elódroto−, o el sacerdote del equinoccio de primavera −según Bergman−, haciéndose pasar por una pastora −según Elódroto−, o por una artesana de cuero −según Bergman−.
Cuenta la historia que Eptaliz llevó al joven Nindi hasta la fuente, según Elódroto, o con engaños lo citó, según Bergman, y allí, arrobado por el ruido del agua −según Elódroto− o furioso porque la muchacha no se encontraba −según Bergman−, el cazador de fulgores o el sacerdote del equinoccio de primavera se suicidó −según Elódroto−, o enloqueció y se tiró dentro de la fuente −según Bergman−; ello explicaría el color rojizo de sus aguas −según Elódroto−, o anaranjado −según Bergman−.
Pero para los orgullosos pobladores de Abrin, toda esa historiografía en torno a la fuente no es más que una ridícula discusión entre Elódroto y Bergman que ralla en el absurdo, principalmente, porque la dicha fuente no existe, no existió y no la construirán sólo para substanciar lo escrito por estos historiadores.

60 comentarios:

  1. Según he ido leyendo, he intuido tu "segun"-da intención y para mí según entendederas, he dejado de leer tus según. Y qué duda cabe, que según lo he hecho, me ha resultado más fácil.

    Y vamos, que en unos cuantos "segun"-dos te has quedado con nosotros, y cuando he llegado al final, digo, según me lo he imaginado...

    Un "segun"-do primer beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola Julio!! Maravilloso amigo. Los según son el nexo que necesita el relato para conseguir ese final inesperado. Me gustó mucho, el juego con las palabras te atrapa.
    Besossssss

    ResponderEliminar
  3. ¿ No lo oyes?
    ¡¡Estoy aplaudiendo!!
    Eres único, Julito.
    Besos grandes.

    ResponderEliminar
  4. No voy a entrar en controversias, pero según Heródoto la fuente estaba en el Ebro y Cicerón la citaba en un discurso, pero trasladándola a orillas del Po,donde el sacerdote travestido tenía una tienda de sandalias.
    En mi último viaje a Eritrea vi un letrero que indicaba: "La Fuente de la Discordia. Según Julio. 5 kmts."
    Oye, Julio, verdad de la buena, te lo aseguro.
    ¿Te abrazo yo o me abrazas tú?

    ResponderEliminar
  5. Julio, muchas gracias por deleitarnos con tan hermoso relato, tan original, tan culto, tan lleno de arte.
    Eres único Julio. Te admiro muchísimo.
    Abrazos. Rosa.

    ResponderEliminar
  6. Eres único escribiendo y liándonos la cabeza!!!!Vayaaa que me cabreaste leyendote!!!!No sabia si uno o si otro tenían razón,si era cierto o era mentira y finalmente...si existia o no existia!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!Torerooooooooo!!!!Milll besoss

    ResponderEliminar
  7. La fuente era mágica, por eso los historiadores no la descubrieron jamás.

    Muy bueno, Julio, siempre tan sorprendentes tus relatos.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. No sé si me gustó tal como dice Elódroto, o me fascinó como dice Bergman, la cuestión es que esos tipos me embarullan jejeje
    y definitivamente me encantó...
    saludos para vos

    ResponderEliminar
  9. jajajaja ¡Excelente! Ni más ni menos como se fue y se va urdiendo la historia, en general. Siempre hay más de una "campana"; tantas versiones y apreciaciones como personas lo cuenten -tal como pasa con cualquier suceso de la vida cotidiana-.
    Siempre me pregunté con respecto a la historia, qué hay de cierto en todo lo que estudiamos. Como para poner un ejemplo: esas frases “famosas” que suelen atribuir y poner en boca de un prócer -justo en medio de una batalla o segundos antes de morir- (¿?); o las “traducciones” de jeroglíficos encontrados en alguna piedra o un manuscrito (¿?) Sea como fuere -y ahora abocándome a la historia de la fuente que nos ocupa- tanto Elódroto como Bergman habrán pugnado por sus “verdades”, aunque los pobladores de Abrin lograron manejar la situación con “diplomacia”: para no herir susceptibilidades... ¡A la m... con la fuente, y se acabó el tema!
    Brillante relato, como SIEMPRE!!! Me encantó leerte, mi ingenioso Escritor. Un beso GRANDE!!!

    ResponderEliminar
  10. Segundo lo que dice la mayoria, según Elódroto, es un relato genial, y una historia con muy mala idea, según Bergman. Porque ,según los albrinenses, la fuente no va a ser construída solo para darles la razón, o no, a estos dos. ¿En qué lugar deja esto a Glova o a Adriano, que no han cumplido con la fecha de entrega de la obra? Espero que no cobraran (ja,ja!). Besos, Julio, eres... ¡ya sabes lo que pienso!

    ResponderEliminar
  11. Y yo, según iba leyendo estaba pensando: "la leche que le dieron a este que me está liando"(he de decir que no ando muy lúcida estos últimos días por exceso de medicinas).

    Interesantísimo, como todo lo tuyo.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Julio muy buena esta discordia, jeje.
    Las cosas se cuentan de una manera u otra según convenga a quien las cuenta y seguramente ninguna versión será la verdad...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  13. Al final me quedé con la duda, quién de los dos decía más verdad...
    Excelente y sarcástico relato.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Mucha ironía,Julio, en este relato.
    Cada lector se proyecta.

    ¿Qué es la verdad, planteas??
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  15. Según yo misma la fuente no está, pero según mi otro yo, seguro que anda por ahí, están discutiendo como locas por ver quién tiene razón, voy a tener que poner orden y sentenciar como un juez. La fuente está en la imaginación de Julio, así que queda sentenciado, mi yo protesta y mi otro yo hace lo mismo, así que mira por donde han dejado de discutir y se han puesto de acuerdo.

    te las voy a prestar a ver si te vuelven loco:)

    Besitos y sonrisas según como lo veas :-))

    ResponderEliminar
  16. Pués he llegado al final sin enterarme de nada y me he alegrado de que ni existiera la jodida fuente.
    "Eres bueno, tío, muy bueno".
    Un saludo, Julio.

    ResponderEliminar
  17. Magnífico colofón el de este simpático e irónico relato, Julio, que demuestra, con este ejemplo de la absurda discusión sobre algo inexistente, entre estos dos historiadores: Elódroto y Bergman, lo ilógico de intentar hacer tangible aquello que ni siquiera existe. Así ocurre en tantas y tantas cosas de la vida, que se pretende dogmatizar lo que es simple hipótesis o teoría y a veces, ni a eso llega.

    Muy profundo y reflexivo, maestro.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  18. Hola Julio, independientemente de la leyenda de Abrin, considero que has hecho una excelente crítica a la historicidad, al fin y al cabo, la historia no es una ciencia exacta y está llena de sesgos. Y el cierre me resultó genial, van a construir la fuente para sustentar la historia...en mi país, los políticos prometen hacer un río para sustentar el proyecto de un puente.
    Es un placer leerte y te felicito con un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Genial.
    Como para todas las cosas,sean inventdas o no,hay varias versiones, en este caso dos radicalmente opuestas.
    Yo entre este maremagnum de opiniones dispersas,me quedo con lo de cazador de fulgores,que me ha parecido precioso.
    Y que no ocnstruyan la fuente,caramba!
    :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Al final siempre es lo mismo, nunca debemos creer las cosas que nos cuentan al 100 por cien. Porque cada cual lo cuenta a su manera al poner parte de sus sentimientos y creencias. Siempre hay varias versiones para la misma cosa. Mejor no juzguemos limitémonos a escuchar y a aprender de todo un poco.
    Me volviste loca al principio…con tanto según. El final no me lo esperaba pensé que la fuente si existía pero ya veo que es producto de tu imaginación jajaja, que por cierto es INSUPERABLE. Un bessito.
    P.D.: una cosina, en el anterior comentario quise decir “Un bessito”, me comí la ene… lo siento

    ResponderEliminar
  21. Con el esfuerzo que he hecho para no perderme entre
    Elódroto y Bergman y al final me sales con esas .
    Eres único hasta en la forma de quedarte con la gente.

    ResponderEliminar
  22. Me quedé pensando, cúantas veces hemos discutido intrascendencias con el único fin de que creemos tener la verdad,-sin importar la validez del argumento- porque la importancia se traslada de lo primordial de un racional estudio, a la vaguedad insustancial del orgullo herido.
    Me hiciste reír, buen relato Julio.

    ResponderEliminar
  23. Julio,

    Me ha impresionado tu curriculum :)

    En cuanto a tu escrito, cualquier causa es buena para iniciar un debate, aunque a veces ganar sea una cuestion de amor propio.

    Saludos,

    Petra

    ResponderEliminar
  24. ion-laos: Según Julio, ha sido una genial idea aislar los "según", aunque Díaz-Escamilla opina que ellos "cohesionan" el relato, que para Julio es un cuento y para Díaz-Escamilla un ensayo crítico a la Historiografía. Mil gracias, querida Ion, por tu lectura, participación y comentario. Un abrazo.

    Gabriela Maiorano: Es lo que trataba de decir a Ion-Laos pero tú lo has dicho mucho mejor. Mil gracias por estar. Un abrazo.

    Kayla: Es al corazón
    donde llega el aplauso,
    y el rostro ríe.

    Gracias y abrazos.

    Eduardo: Estuve a punto de decirte que sí, querido poeta, pero cuando he visto la palabra Ebro me he alarmado porque esta pirámide, que no río fue fundada por los Fenicios antes de entrar en lucha con los romanos de occidente; y si ello no te basta, Po no tenía riberas ni vertientes porque era un escritor austro-húngaro de finales del siglo, vaya usted a saber, que se metió en grandes discusiones con un tal Eduardo que aseguraba que la vocal era abierta. En fin. Mil gracias, poeta amigo, por tanto que nos das. Un abrazo.

    Rosa Mª: Satisfacer el gusto de escritores(as) como ustedes no sólo es un reto, sino un delicioso placer. Mil gracias, poeta. Mil gracias.

    midala: Con tal que me dejes mi ¡Torero! se dispensa el "cabreo" que te haya causado la exposición de estos famosos historiadores. Gracias, Midala, por tanto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. El último posteo de Julio estuvo copado, según Juan. O más exacto ha sido un laberinto bífido lleno de amapolas y cosquillas, diría el señor Ojeda.

    Un abrazo, maravilloso texto.

    ResponderEliminar
  26. Jessenia: Gracias, amiga mía, por dar solución a este desaguisado entre los historiadores, los pobladores de Abrin, los lectores y el autor.
    "La fuente era mágica, por eso no la descubrieron jamás." ¡Ha sido un golpe genial! Un abrazo.

    Omar(enletrasarte): Querido escritor, según Julio, tu comentario es altamente positivo, aunque para Díaz-Escamilla guarda su brevedad poco entusiasmo, que Julio ha considerado provenir de la novela de Luzbai y Díaz-Escamilla sostiene que es de Lautaro la tal novela, que Julio dice que es Poemario y Díaz-Escamilla que una biografía. En fin, amigo mío, sólo te agradezco tu presencia. Gracias mil.

    Diana Profilio: Has puesto el dedo en la llaga, escritora y pintora amiga, ciertamente el meollo del asunto. Por decir algo, damos por sentado (religiosamente) que aquello que nos informan contiene un absolutismo de veracidad ¡increíble! Cuando nada nos cuesta afinar un poquillo el músculo de la investigación, la búsqueda, comparar y ordenar el conocimiento. Es aberrante cuánta mentira nos han puesto en la cabeza (puesto, que no "metido"). Gracias por tanto, Diana. Un gran abrazo.

    merche marín: Gracias poeta, por tu mensaje, tu discurso aclarándonos el desaguisado y poniendo tu cuota de humor, ¡enorme colaboración! Un abrazo.

    María: Gracias, María, y hoy dejo por un lado el relato, los comentarios y el blog, sólo para decirte que te cuides mucho, sigue las prescripciones médicas, descansa, no te esfuerces ni siquiera para venir a comentarnos. Aquí lo más importante para nosotros es tu salud, y te queremos bien. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Hola Julio, que decirte de esta nueva entrada…
    Cada día es como si esperase tu escrito, es una experiencia nueva, un nuevo enfoque para una nueva situación.
    Magnifica toda, siempre es un placer leerte y perderme entre tus acentos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Rosa: En este asuntillo de teorías, postulados, ensayos y demás hierbas debemos ir con los ojos bien abiertos y pies de plomo. Aceptar todo cuanto nos digan sobre un tema, un personaje, una ciudad, etcétera, es sólo hacerle el juego a los "idiotantes". Un abrazo y gracias.

    Balamgo: Gracias mil por tu visita. No sé quién dice la verdad o miente, ni siquiera a los pobladores de Abrin puedo creerles al cien por ciento, aunque te digo que yo nunca vi la tal fuente y no me permitieron -como autor- entrar al pueblo. En fin. Un abrazo.

    Elsa Tenca-Mariani: Primero muchas gracias por estar, Elsa, y luego te aclaro que no soy un escritor ni temático, ni autobiográfico. Nada de lo que ocurre en mi "experiencia" está trasladado a la escritura. Todo es un producto ficcional, y tal como en sueños se desarrollan fabularmente nuestros temores, ansias, dichas, expectativas e ilusiones, sin que tengamos el mínimo poder de "armar" lo visto en el sueño, también en la imaginación se cuelan aquellos elementos y substancias las "inquietudes escriturales". Tampoco soy "moralista", y si los personajes plantean algún tema de éstos, me lavo las manos. Entiendo, querida amiga, a la literatura como un divertimento. Sea, que estoy muy agradecido por tu lectura y comentario. Un gran abrazo.

    Simplementeyo: "¡La fuente está en la imaginación de Julio! ¡Así que queda sentenciado!". Y cuando Simplementeella habla, amigos míos, hay que andar con mucho tiento. Gracias mil por tu valioso e ingenioso aporte. Un abrazo.

    impresiones de una tortuga: Me he reído tanto con tu "(...)y me he alegrado de que ni existiera la jodida fuente". ¡Genial! Mil gracias por tu valioso aporte. Este relato ha resultado un estupendo motivo para disfrutarnos como amigos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Mayte_DALIANEGRA: De una estupenda escritora no esperaba menos: "Así ocurre en tantas y tantas cosas de la vida, se dogmatiza lo que es simple hipótesis o teoría y a veces, ni a eso llega.".
    Estupendo aporte, la verdad, todos se pronuncian con una autoridad que hay que celebrar. Un gran abrazo.

    Cinarizina: Gracias poeta, y sé de qué hablas con nuestros políticos. El mes pasado me pidieron escribir una Obra de Teatro para connotar el descubrimiento de América ¡ya sabrás las discusiones haciéndoles entender algunos yerros históricos! Eso me dejó inquieto, y luego me topo con La Décima Columna (La emoción indomable) de nuestra escritora Gabriela Amorós quien -brillantemente- nos muestra un aspecto en la historia del Códex Giga. Todo ello se ha materializado en este relato. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

    Marinel: Gracias, amiga mía, por tu apreciado comentario y sí ¡que no construyan la tal fuente! Primero porque Abrin cambiará de país, según Julio, o de continente, según Díaz-Escamilla. Un gran abrazo.

    MEN: Exactamente, amiga mía. Sólo existe una verdad: ¡El hecho inalterable! Una vez se cuenta, una vez se narra -como bien has dicho- deja de ser aquello y se vuelve un algo de quien narra. "(...)Mejor no juzguemos (y) limitémonos a escuchar y a aprender de todo un poco.". Invaluable tu aporte. Entendí lo de "U bessito", querida. Un abrazo.

    Chelo: Gracias, Chelo, por tu presencia, tu interés, tu siempre grato apoyo y tus comentarios. Te aseguro que no había otra forma de contar sobre la bendita fuente sin respetar lo dicho por Elódroto y Bergman. Un abrazo.

    Taty Cascada: Celebro que a la par de reírte con el relato, tu interior haya desplegado las alas filosofales y nos dejes una gotita de sabiduría. Mil gracias por ello. Un abrazo.

    Unmasked (sin caretas): Gracias, poeta amiga. Es increíble cuánto enriquecimiento ha obtenido Hablapalabra con sus comentarios, con sus percepciones y su enorme capacidad para trasladar a la escritura sus pensares. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Juan Ojeda: Me quedaré esta vez con la apreciación del señor Ojeda: "(...)ha sido un laberinto bífido lleno de amapolas y cosquillas". Porque substancia lo que siempre he sostenido ¡qué difícil te resulta escapar de la poesía! Aunque eres tú quien hace de ella un templo, según Díaz-Escamilla, pero que ¡no empecemos por favor! Un abrazo, amigo mío.

    Lola: No pretendo ser vanidoso, escritora amiga, pero en Hablapalabra jamás encontrarás ni siquiera similitud (sí en la generalidad: humor, erotismo, terror, romance, etcétera, podrán haber piezas relacionadas) entre los relatos y cuentos. Mil gracias por estar, por apoyarnos, por leernos y dejarnos tu comentario. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Fantástico e ilustrativo.
    Qué placer leerle, Julio. Divertido como un juego y adictivo como todos sus textos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  32. Eduardo: Mil perdones, amigo mío, con tanto barullo se me escapó tu pregunta ¡venga el abrazo!
    Y otro.

    Emanuel Carrizo: Mil gracias, amigo mío, por estar siempre en Hablapalabra acompañando estos relatos. ¡Mañana tenemos Laboratorio! Y vamos a descubrir otros asuntillos de la escritura.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Me gustan tus historias, Julio, me resulta muy placentero leerte, gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  34. Juego de palabras, "según" voy leyendo, nexo imprescindible "según" intuyo para acabar de manera magistral.
    Pero cómo esperar menos de ti? Jamás Julio, jamás.
    Poeta de bellas letras te mando un abrazo según quieras, jajajajj

    ResponderEliminar
  35. Un placer, me quedé con ganas de seguir leyendo otros "según"...

    Genio!
    genio
    genio

    ResponderEliminar
  36. Julio,según te iba leyendo ,me metía más y más en la historia y seguramente me hubiese quedado atrapada en ella.
    Eres un maestro,desde el corazón.
    Millones de besos.

    ResponderEliminar
  37. Como siempre maravillo, increible para enredarnos y tenernos al borde del asiento, con la usual dosis de buen humor....

    saludos

    ResponderEliminar
  38. Como siempre nos dejas pensando, nos llevas a la historia, no traes al presente y una vueltita a el futuro. Viajamos con tus escritos. Besos

    ResponderEliminar
  39. Buenas noches Julio, de principio a fin me gusto leer tu escrito, tiene un puntazo grande tu escritura.

    Besos de MA para ti y feliz noche.

    ResponderEliminar
  40. Que genialidad tu final...
    Casi si separas las frases puedes construir dos historias con encabezado, cuerpo y fin totalmente distintas sobre la dichosa fuente...
    No lo he intentado, pero conociendo tu arte, fijo que es asi... y se puede conseguir...

    Ultimamente siempre llego tarde a tus entradas Julio.. voy un poco pillada de tiempo, pero sabes que me encanta leerte, así que aunque tarde... aqui me tienes deleitándome con tus letras.
    Disculpa mis visitas tardinas.

    Un beso. maestro.

    ResponderEliminar
  41. Vaya, vaya Julio...he regresado hace un momento del colegio, me he puesto a leerte lentamente, para poder desentrañar tamaño relato, y mira cómo lo concluyes!
    Un gran abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  42. Boa noite querido vc é muito bom mesmo adorei o post...Um bj enormi no teu coração!

    ResponderEliminar
  43. Jajajjajajja
    Que crack!!!!

    Buenísimo.
    Qué se han creído esos historiadores...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  44. El final es una traca buenísima.
    Saludos blogueros, Julio

    ResponderEliminar
  45. Querido Julio ...al leer yo tu bonito e historico relato me sonreia sóla por la cantidad de veces que he leido Elódroto...y recorde tu comentario en mi poesía al "Viaje de recreo en alta mar" que bien dijiste es como una narrativa de los romanticos del siglo 18 y 19...ya el traje de ella es de principios del siglo 20 y las señoras eran señoras ...ahora aqui en España los jovenes llaman a las señoras o señoritas ...oye tia ...y el romanticismo ya no se conoce ...yo y mi caracter es culce y ni los alumnos me faltan al respeto...señora Marina o Doña Marina. no soy estirada soy respetuosa y quiero que me respeten...ese poema ya le publiqué hace un par quizas de años y en el archivo de mi blog debe estar pero estos dias era el tercer aniversario que fallecio mi esposo y no me apetecía escribir...
    Tengo unsa 8 novelitas cortas escritas en poesía para algun día publicarlas...tengo una que se trata de un Gallego que se marchó a La Argentina y hablo hasta de Gardel...
    Bueno Julion al final ni Elódroto ni Bergman
    lograron dejarnos ver el agua roja por el color de la sangre de Nindi.
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  46. Guau Julio, menudo relato, me ha parecido una pasada. Felicidades.
    Un abrazo amigo !

    ResponderEliminar
  47. yo que solo escribo por instinto, sin conocer las reglas del arte de escribir, ni el estilo, ni la métrica, quedo anonadada cuando leo trabajos tan bellos y ricamente expresados como esta historia tuya.
    dejo mis saludos para ti amable poeta

    ResponderEliminar
  48. los pucheros de kasioles17 de agosto de 2011, 7:16

    No quiero entrar en las discusiones entre Elódroto y Bergman, prefiero centrarme en el amor, el motor que mueve nuestras vidas.
    Yo desearía para Nindi, en esa fuente u otra, que los dos se encontraran felices y rodeados de unas aguas cristalinas.
    De paso, quiero agradecer tu entrada en mis pucheros, es todo un honor para mi.
    Muchas gracias por tu paradita a oler mis pucheros, la verdad, están hechos con todo el cariño y amor.
    Saludos.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  49. Princesa115: Cuando una poeta de tu talla, me llama "poeta de bellas letras", no puedo sino sonrojarme por tanta generosidad. Gracias por estar, un abrazo.

    Diego: Mi buen amigo, Diego, qué gusto es cuando reapareces en escena. Nos debemos un cafecito en esta linda Salta. Un abrazo.

    MORGANA: Gracias, querida escritora, se hace lo que se puede, se escribe lo que los personajes me deja contar, aunque esta vez me metieran en sendos problemas de credibilidad, porque hasta aquí no sé quién de ellos hablaba certeramente. Un abrazo.

    ADELFA MARTIN: Gracias, mi buena amiga, celebro que le hayas disfrutado y que, sobre todo, vuelvas siempre a Hablapalabra. Es un enorme gusto tenerte con nosotros. Un abrazo.

    Lapislazuli: Es importante que quien lee se involucre y viva la historia, te lo digo porque yo soy un ávido lector, y cuando lo escritural no me conmueve, entonces pienso cómo el autor perdió la oportunidad de oro. Me esfuerzo en que la escritura sea clara, ¡aún con estos embrollos entre estos historiadores! Un abrazo.

    MA: Agradezco en todo lo que vale tu comentario, MA, y tus conceptos. Pero lo que más aprecio es que vengas a Hablapalabra y estés con nosotros. Un abrazo.

    Gala(tea): Evidentemente, Rebeca querida, podemos diseccionar el discurso en tres historias, el texto de Elódroto, el de Bergman y el de los pobladores de Adrin y ¡voilá! Tres historias separadas pero encadenadas en torno a un objeto escritural: La fuente.
    Aparte, te diré que nunca llegas tare, sino cuando debes de llegar. Sé que los tiempos a veces nos juegan en contra, pero con que en algún momento indeterminado tenga tu lectura y palabra escrita ¡todo es grandioso! Mil gracias y un abrazo.

    Elsa: Gracias, Elsa, y para aprovechar tu presencia, quiero hacer público mi reconocimiento y admiración por tu blog, tu constante preocupación (como gran docente) por proveer herramientas de estudio, de formación, de recreación para nuestros niños, jóvenes y aultos. Realmente, inapreciable tu labor. Mil aplausos.

    ResponderEliminar
  50. valquiria silveira: Gracias, poeta, por tu cercanía, tus buenos deseos y sobre todo por tu producción lírica. Un abrazo.

    TORO SALVAJE: Lo mismo me he dicho, Toro, exactamente lo mismo. Un abrazo.

    José Antonio del Pozo: Gracias, periodista y escritor amigo, celebro que, pese al enredo en la opinión de Elódroto y Bergman, la lectura haya resultado placentera. Un abrazo.

    Marina-Emer: Los tiempos han cambiado, querida poeta, infortunadamente no para mejor sino para atrás. Nuestras mujeres han dejado de verse como lo que son "damas respetables y lindas", mujercitas que decoran la vida y fuente inagotable de inspiración. Lo de tus novelas en poesía es una agradable noticia, y no podría ser de otra manera con tu lírica, entiendo que aunque quisieras escribir una Obra de teatro, la escribirías en verso, tal es tu pasión poética. Un abrazo.

    Luis Fernandez Duque: Gracias, querido poeta. Gracias por pasar y quedarte leyendo en Hablapalabra esta Fuente de la discordia. Un gran abrazo.

    La abuela frescotona: Mi buena amiga, no creas que el rigor del método escritural no sea en muchos casos un obstáculo para alcanzar las emociones del lector, las más de las veces, es esa escritura fresca, espontánea, tan cercana a la emoción de quien escribe lo más querible y admirado por el lector, y no aquella prosa devenida del análisis y el raciocinio adjustando piezas para convencer al lector. Un abrazo.

    Deniz: Thanks for give us your bussines place's adress. Have a nice day.

    los pucheros de kasioles: Gracias por acordarte de Nindi quien, al parecer, pasó desapercibido. Ya veo que entre la cocina y la mesa el romance flota, y cómo no habría de flotar con tan exquisito gusto que tienes para tus deliciosas recetas. Gracias mil. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  51. gracias Julio por tus palabras que aunque no están escritas en versos me sonaron a musica de ANGELES...estas novelitas que tengo escritas las tengo recitadas en el teatro Ateneu y en el Casino Cultural donde hace 14 años soy tertuliana de esa Entidad.son como la vida misma pero todo en verso ademas como estudie Decoraci.on en verso también decoro muebles paredes ect ect.
    bueno gran escritor feliz semana y gracias .
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  52. Excelente tu escrito. Me encanta ese juego de palabras que atrapan al lector hasta el final.
    ¡Es un honor leerte!
    Con mi admiración
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  53. Hola Julio!!

    Me entraba una risa conforme lo leía...que no sabía quién tendría razón y quién no!!
    Está claro que una verdad se convierte en mentira, deja de ser fiable en cuanto lo dicen más de dos personas,se acabó la objetividad!!

    Gracias por hacerme sonreir Julio,siempre viene bien unas risas.

    Y gracias por tu comentario y lo que me hablas del registro,ya veré y te comentaré o vía e-mail

    Eres muy atento Julio
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  54. ¿Sabes poeta maravilloso? Me he acordado de un postulado tuyo genial y ensordecedor de pura verdad y que además he tenido el gran privilegio de que lo dejaste también en mi espacio:"El problema de la Historia es que nunca estuvo allí, nunca presenció el hecho que narra". Y este pequeño relato ha sido traído de tu mano junto a esas magníficas palabras, han sido dos bofetadas certeras a la historia contada, sí dos, una por cada historiador, bofetadas a lo que nos cuentan, a esa destilería aderezada con falsos placebos y velados ataques, sesgada, parcial y evidentemente partidista. Bueno está clara mi relación con ella...
    Volviendo a tu excelente relato tengo que decir que siendo como dices que es modesta tu narración pues consigue hacer temblar cimientos, susurra a la ética y moral, a la razón, a la religión, al prejuicio... es que cada una de las dobles interpretaciones de los hechos que has plasmado me parece magistral, está cargada con todo el arsenal ideológico que cada personaje representa y que es tan verídica esta doble cara como la que luce la moneda. Ha sido un relato borguiano, particularmente me recordó a Los Teólogos de El Aleph y siendo breve es grandioso, lo es y por ello es de alabar. Te felicito y agradezco el deleite que supone.

    Un abrazo indomable.

    ResponderEliminar
  55. Estimado Don Julio, cada vez que leo sus relatos me sorprendo más sobre el poder y la fuerza que tienen las palabras, según algunos bien dichas, según algunos irreverentes, pero según otros difíciles de entender.

    Felicitaciones por el excelente juego de palabras y frases en un mismo texto.

    Con mucho aprecio.

    ResponderEliminar
  56. Madre mía Julio que capacidad tienes....es que es ilimitada. Después de leer tu relato me ha entrado una congoja en el cuerpo que ni te imaginas....pero no por tu relato en si, sino porque yo que siempre he sido tan amante de la Historia, ahora me pregunto cuantas cosas de las que sabemos o nos han contado y que damos por hechas.....cuantas no habran sido así??? y más aún, cuantas ni siquiera habrán sido??? vaya!!! ya no estamos seguros de nada....absolutamente de nada...se han ensalzado héroes que igual no lo han sido tanto y seguramente también estén en el olvido hechos y personas por esta misma razón....Me he quedado muy inquieta la verdad. Pero tu relato...magistral, como siempre.
    Un abrazo Julio.

    ResponderEliminar
  57. Jajaja, buenísimo, lo disfruté mucho. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  58. Divertidísimo, mordaz y como siempre con un final sorprendente que en este caso te deja una sonrisa en los labios un buen rato después de haber leído el relato.Por otro lado me parece un alarde de imaginación y técnica narrativa en unas pocas líneas.

    ResponderEliminar
  59. ¡jajajaja! un relato con una gran ironia y acierto.

    Abrazos

    ResponderEliminar

Ahora te toca hablapalabrar